La psicología como nunca antes la habías conocido

¿Cuándo acudir a terapia?

¿Quieres verlo en vídeo?

Tomar la decisión de acudir a una consulta de psicología y poner nuestra intimidad en manos de un desconocido no es un paso fácil y, con frecuencia, se retrasa en exceso y se exacerban las dificultades.

Es deseable que todos tratemos de buscar la solución a nuestros problemas por nuestros propios medios para poder así crecer como personas, pero, en ocasiones, nos obcecamos en una idea y nos quedamos anclados en ella. Así, nuestro estado va empeorando por momentos y una pequeña dificultad inicial acaba apoderándose de todos los ámbitos de nuestra vida, tanto personal como sentimental, profesional o familiar. Y es que, con demasiada frecuencia, como dice la psicología humanista, “el principal problema reside en sus intentos de solución”.

Por ello, existen algunas claves que nos pueden ayudar a decidir el momento de buscar ayuda profesional.

 A nivel personal, cuando sentimos que todos nuestros problemas se repiten una y otra vez, que cuanto más intentamos solucionar el problema, más empeora, que tenemos el sentimiento de desesperanza de que no sabemos salir de una situación determinada, cuando tenemos la idea de que somos la causa de todos los problemas a nuestro alrededor o cuando no podemos controlar nuestros actos por la impotencia que sentimos, entonces nuestro organismo nos está indicando que necesitamos ayuda.

A nivel social, cuando nuestro entorno pasa meses preocupado por nosotros, trata de buscarnos soluciones, nos deja de lado o nos presta demasiada atención o nos sobreprotege por la preocupación acerca de nuestro estado, entonces nuestro entorno nos está indicando que nos vendría bien algo de ayuda.

No obstante, cabe recordar que la psicología no sólo ofrece soluciones ante los problemas, sino que también es un agente de cambio y crecimiento. Por ello, la intervención de un profesional psicológico experimentado también tiene mucho que ofrecer a la hora de mejorar el rendimiento personal, sentimental, social, profesional o deportivo.

De modo general, te recomiendo plantearte las siguientes cuestiones:

¿Sientes que te encuentras en una especie de trampa emocional sin salida? ¿Tu relación de pareja se ha convertido en una lucha continua?
¿No importa lo que hagas, no puedes dejar de sufrir?
¿No consigues escapar de tu propia historia?
¿Has perdido la ilusión?
¿No le encuentras sentido a tu vida?
¿No consigues entender lo que sientes?
¿Sientes que estás huyendo y no sabes hacia dónde?
¿Te angustia tu futuro inmediato?
¿Piensas que no vales para nada?
¿Tu mente se ha convertido en tu enemigo?

Si respondes afirmativamente a algunas de esas preguntas, es muy probable que te encuentres atrapada/o en tus propios procesos mentales circulares y quizás sea el momento adecuado de acudir a un profesional para que dicha situación no siga ese curso

título del vídeo

DESCRIPCIÓN DEL VÍDEO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.